viernes, 27 de febrero de 2015

Perros entrenados para detectar Loque Americano en las colmenas



Oler las bacterias nocivas en las colonias de abejas es un trabajo de tiempo completo para Klinker - "nuestro nuevo empleado", dijo William Troup, un inspector apícola con el Departamento de Agricultura de Maryland.
 
 Un perro labrador negro formado a finales del año pasado, Klinker es parte de la estrategia del departamento para detectar las colonias de abejas enfermas. En concreto, se está buscando la loque americana, la enfermedad bacteriana más común y destructiva hacia las abejas de Maryland.

Un día normal de trabajo de Klinker consiste en caminar a lo largo de filas de colmenas. Cuando el huele bacterias, se sienta, alertando a su manejador.